El horno del sufrimiento

árabeবাংলা简体 中文InglésfilipinaFrançaisहिन्दीjaponés한국어bahasa MelayuPortuguésਪੰਜਾਬੀРусскийEspañolతెలుగుvietnamita

"Ahora, ningún castigo por el presente parece ser alegre, pero grave ... Porque el Señor al que ama, disciplina. y azota a todo hijo que reciba. ~ Hebreos 12: 11a, 12: 6

***

¡El horno del sufrimiento! Cómo nos duele y nos trae dolor. Es allí donde el Señor nos entrena para la batalla. Ahí es donde aprendemos a orar.

Es allí donde Dios se queda solo con nosotros. Y nos revela quiénes somos realmente. Es allí donde Él poda nuestras comodidades. y quema el pecado en nuestras vidas.

Ahí, en el horno, empapamos nuestra almohada con lágrimas. cuando en agonía de alma clamamos a Él, "Oh Señor, si es posible, quítame esta copa: Sin embargo, no se haga mi voluntad, sino la tuya.

Es allí donde Él usa nuestros fracasos para prepararnos para Su trabajo. Está allí, en el horno, cuando no tenemos nada que ofrecer, Cuando no tenemos canción en la noche.

Es allí donde sentimos que nuestra vida ha terminado. cuando nos quitan todo lo que disfrutamos. Es entonces cuando empezamos a darnos cuenta. que estamos bajo las alas del Señor. Él nos cuidará.

Es allí que a menudo no reconocemos. La obra oculta de Dios en nuestros tiempos más áridos. Es allí, en el horno, donde no se desperdicia lágrima. pero cumple sus propósitos en nuestras vidas.

Es allí donde teje el hilo negro. En el tapiz de nuestra vida. Es allí donde Él revela que todas las cosas trabajan juntas. para bien a los que le aman.

Es allí donde nos volvemos reales con Dios, cuando todo lo demás se dice y se hace. "Aunque me mató, confiaré en él". Es cuando nos enamoramos de esta vida, y vivir en la luz de la eternidad por venir.

Es allí donde Él revela las profundidades del amor que Él tiene para nosotros, "Por lo que considero que los sufrimientos de este tiempo presente No son dignos de ser comparados con la gloria. que será revelado en nosotros ". ~ Romanos 8: 18

Es allí, en el horno, que nos damos cuenta. "Por nuestra ligera aflicción, que es sólo por un momento, trabaja para nosotros un peso de gloria mucho más extraordinario y eterno ". ~ 2 Corinthians 4: 17

Es allí donde nos enamoramos de Jesús. y apreciamos la profundidad de nuestro hogar eterno, sabiendo que los sufrimientos de nuestro pasado no nos causarán dolor, sino que preferiría aumentar su gloria.

Es cuando salimos del horno que la primavera comienza a florecer. Después de que Él nos reduce a lágrimas, ofrecemos oraciones licuadas. Que toquen el corazón de Dios.

Es allí donde derramamos lágrimas de intercesión. Eso no será olvidado por Dios. "El que sale y llora, lleva preciosa semilla, Sin duda volverá con regocijo, trayendo sus gavillas con él. ~ Salmo 126: 6

“… Pero también nos gloriamos en las tribulaciones: sabiendo que la tribulación produce paciencia; y paciencia, experiencia; y experiencia, esperanza ”. ~ Romanos 5: 3-4

Querida alma,

Aún no estamos en casa ... Aunque, es posible que no entiendas la temporada de aflicción. ten la seguridad de que el Señor estará contigo, y cuando te haya probado, saldrás como oro.

“He aquí, te he refinado, pero no con plata; Yo te he escogido en horno de aflicción." ~ Isaiah 48: 10

La Escritura dice: "Porque tanto amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tengáis vida eterna ”. ~ John 3: 16

“Que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creerás en tu corazón que Dios le levantó de los muertos. serás salvo. ~ Romanos 10: 9

No te duermas sin Jesús Hasta que tengas un lugar seguro en el cielo.

Esta noche, si desea recibir el regalo de la vida eterna, primero debe creer en el Señor. Tienes que pedir que tus pecados sean perdonados y poner tu confianza en el Señor. Para ser un creyente en el Señor, pide la vida eterna. Solo hay un camino al cielo, y es a través del Señor Jesús. Ese es el maravilloso plan de salvación de Dios.

Puede comenzar una relación personal con Él orando desde su corazón una oración como la siguiente:

"Oh Dios, soy un pecador. He sido un pecador toda mi vida. Perdóname, Señor. Recibo a Jesús como mi Salvador. Confío en Él como mi Señor. Gracias por salvarme. En el nombre de Jesús, amén.

Si nunca ha recibido al Señor Jesús como su Salvador personal, pero lo ha recibido hoy después de leer esta invitación, háganoslo saber. Nos encantaría saber de usted. Su nombre es suficiente.

Hoy hice la paz con Dios ...

Cómo comenzar tu nueva vida con Dios ...

Haga clic en el "GodLife" Abajo

discipulado

En la memoria amorosa de nuestro papá, quien amablemente sufrió muchas aflicciones.

"He peleado una buena pelea, he terminado mi curso, he mantenido mi fe". ~ 2 Timothy 4: 7

¿Necesito hablar? ¿Tener preguntas?

Si desea ponerse en contacto con nosotros para recibir orientación espiritual o para recibir atención de seguimiento, no dude en escribirnos al photosforsouls@yahoo.com.

¡Apreciamos sus oraciones y esperamos conocerlos en la eternidad!

Haga clic aquí para "Paz con Dios"