La Noche Oscura del Alma

árabeবাংলা简体 中文InglésfilipinaFrançaisहिन्दीjaponés한국어bahasa MelayuPortuguésਪੰਜਾਬੀРусскийEspañolతెలుగుvietnamita

¡Oh, la noche oscura del alma, cuando colgamos nuestras arpas sobre los sauces y encontramos consuelo solo en el Señor!

La separación es dolorosa. ¿Quién de nosotros no ha lamentado la pérdida de un ser querido, ni ha sentido que su dolor ha llorado en los brazos del otro y ya no puede disfrutar de los amigos y compañeros amorosos para ayudarnos a superar las dificultades de la vida?

Muchos están pasando por el valle mientras lees esto. Puedes relacionarte, habiendo perdido a un compañero y ahora estás experimentando el dolor de la separación, preguntándote cómo enfrentarás las horas de soledad que te esperan.

Sentimos la inutilidad de la pérdida en nuestros corazones cuando nos quitan a un ser querido.

Al ser arrebatados por un corto tiempo en presencia, no en el corazón ... Sentimos nostalgia por el cielo y anticipamos la reunión de nuestros seres queridos mientras anhelamos un lugar mejor.

Lo familiar era tan reconfortante. Nunca es fácil dejarlo ir. Porque son las muletas que nos han sostenido, los lugares que nos han brindado consuelo, las visitas que nos han dado alegría. Nos aferramos a lo que es precioso hasta que nos lo quitan a menudo con profunda angustia de alma.

A veces su tristeza se apodera de nosotros como las olas del océano que se estrellan sobre nuestra alma. Nos protegemos de su pain, buscando refugio bajo las alas del Señor.

Nos perderíamos en el valle del dolor si no fuera por la mano de nuestro Pastor para guiarnos a través de las largas y solitarias noches. En la noche oscura del alma, Él es nuestro Consolador, una Presencia amorosa que comparte nuestro dolor y nuestro sufrimiento.

Con cada lágrima que cae, el dolor nos empuja a casa hacia el cielo, donde no caerá la muerte, ni el dolor, ni la lágrima. El llanto puede durar una noche, pero la alegría llega por la mañana. Nos lleva en nuestros momentos de más profundo dolor.

A través de los ojos llorosos, anticipamos nuestra reunión alegre cuando estaremos con nuestros seres queridos en el Señor.

A veces, la angustia de tu alma te hará llorar, pero confía, todavía no estamos en casa. El anhelo de tu corazón solo profundizará tu relación con el Señor. Eso no hubiera sido posible si no hubieras caminado a través del valle del dolor.

"Bienaventurados los que lloran, porque ellos serán consolados". ~ Mateo 5: 4

Que el Señor te bendiga y te guarde todos los días de tu vida, hasta que estés en la presencia del Señor en el cielo.


Querida Alma,

¿Tienes la seguridad de que si fueras a morir hoy? ¿Estarás en la presencia del Señor en el cielo? La muerte para un creyente no es más que una puerta que se abre a la vida eterna.

Los que se duermen en Jesús. Se reunirán con sus seres queridos en el cielo. Aquellos que has depositado en la tumba llorando, ¡Los volverás a encontrar con alegría! Oh, ver su sonrisa y sentir su toque ... Nunca a la parte de nuevo!

Sin embargo, si no crees en el Señor, vas al infierno. No hay una forma agradable de decirlo.

La Escritura dice: "Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios". ~ Romanos 3: 23

“Que si confesares con tu boca al Señor Jesús y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo”. ~ Romanos 10: 9

No te duermas sin Jesús hasta que estés seguro de un lugar en el cielo.

Esta noche, si desea recibir el regalo de la vida eterna, primero debe creer en el Señor. Tienes que pedir que tus pecados sean perdonados y poner tu confianza en el Señor. Para ser un creyente en el Señor, pide la vida eterna. Solo hay un camino al cielo, y es a través del Señor Jesús. Ese es el maravilloso plan de salvación de Dios.

Puede comenzar una relación personal con Él orando desde su corazón una oración como la siguiente:

"Oh Dios, soy un pecador. He sido un pecador toda mi vida. Perdóname, Señor. Recibo a Jesús como mi Salvador. Confío en Él como mi Señor. Gracias por salvarme. En el nombre de Jesús, amén.

Si nunca ha recibido al Señor Jesús como su Salvador personal, pero lo ha recibido hoy después de leer esta invitación, háganoslo saber. Nos encantaría saber de usted. Su nombre es suficiente.

Hoy hice la paz con Dios ...

Cómo comenzar tu nueva vida con Dios ...

Haga clic en el "GodLife" Abajo

discipulado

¿Necesito hablar? ¿Tener preguntas?

Si desea ponerse en contacto con nosotros para recibir orientación espiritual o para recibir atención de seguimiento, no dude en escribirnos al photosforsouls@yahoo.com.

¡Apreciamos sus oraciones y esperamos conocerlos en la eternidad!

Haga clic aquí para "Paz con Dios"